Historia

Colonia Las Casitas. Motorizada No. 5.

Posted on December 18, 2013 at 9:20 PM



La Colonia Las Casitas fue construida por la empresa ferrocarrilera para proveer de vivienda a los trabajadores, principalmente encargados de dar mantenimiento a todo lo largo de la línea férrea que atravesaba el municipio de Gualán.


Estaba constituida como una comunidad cerrada, todos plenamente identificados entre si y unidos por lazos fuertes de amistad y de compañerismo por el hecho de compartir en familia casi las 24 horas del día. Estaba constituida por unas treinta viviendas habitada cada una por un promedio de 6 personas. Muchas madres dieron a luz a sus hijos en estas viviendas auxiliadas por comadronas.


Estaba rodeada de arboles pero se recuerda principalmente un enorme árbol de tamarindo que estaba plantado casi al centro de la comunidad y se constituía en el punto de reunión tanto para las platicas de los adultos como para los juegos de los niños.


Los adultos y los niños estaban ligados íntimamente al movimiento ferroviario desde que amanecía y hasta después del anochecer. Los hombres salían a trabajar a la línea del ferrocarril mientras las mujeres realizaban todo tipo de actividades domesticas y algunas realizaban ventas en el tren para apoyar el ingreso familiar. Los niños de edad escolar salían hacia la Escuela de Varones o hacia la Escuela de Niñas para contribuir también al desarrollo familiar.


En las tardes jugar futbol y ver televisión eran dos de las principales actividades.




Los trabajadores del ferrocarril tenían un carnet especial para poder hacer uso, con todo y familia, principalmente del tren de pasajeros hacia cualquier destino, pero si se presentaba alguna emergencia también podían trasladarse en cualquier tren de carga.






Este cuadriciclo, conocido como La Araña, era utilizado por el técnico que reparaba los desperfectos de los cables que transmitían la señal del telégrafo. Cuando se reportaba un daño el técnico viajaba grandes distancias pedaleando y con la vista fija hacia los cables sostenidos por postes metálicos hasta encontrar el problema.



El tren originalmente fue creado para exportar hacia Estados Unidos la producción bananera y luego establecieron los trenes de pasajeros. En las fincas bananeras eran cargados los vagones con el banano de exportación. Pero cuando el banano tenía un nivel de maduración que denotaba que se iba a madurar totalmente antes de llegar a su destino, la frutera enviaba los vagones hacia los principales lugares poblados de la región para repartirlos entre sus habitantes. Por ello a Gualán llegaban los trenes con banano y todas las familias se proveían de su respectiva penca que colgaban en sus corredores para que terminaran de madurar.

 

 


Este carrito de línea se complementaba con una plataforma de igual tamaño, en donde se acomodaban los trabajadores cada mañana para salir al mantenimiento de la línea. Todos llevaban almuerzo porque su retorno era hasta el atardecer. Algunos traían tercios de leña para el uso familiar. El garaje de este carrito estaba cerca de la bomba de agua.


 

 


Al lado izquierdo, cerca de la bomba, estaba el garaje para el Carrito de Línea.


 



Esta bomba era especialmente para almacenar el agua que utilizaban en grandes cantidades las maquinas negras del ferrocarril. El agua provenía del riachuelo, un poco abajo del puente del tren en donde había una caseta con potentes motores que mantenían la bomba siempre en su nivel óptimo. El encargado de mantener llena la bomba era don Lico Archila, padre de Jorge Archila, suegro de Seño Julia García. De esta agua también salía la tubería para abastecer de agua a cada vivienda de las casitas. Cuando en el pueblo no había agua, en las casitas siempre tenían para compartir.





La línea del ferrocarril y la Sierra de Las Minas dejaban el Rio Motagua en medio. A lo largo de su recorrido por Gualán había dos puentes para el ferrocarril con estructura metálica superior. Uno estaba cerca de la cabecera municipal de Gualán y el otro estaba cerca de Managua. Los dos estaban pintados de color negro por lo que sencillamente se les conocía como el puente negro.


 



Por Gualán pasaban cinco trenes de pasajeros durante el día. A las 09:00 de la mañana pasaba el Mixto que saliendo de Zacapa llegaba hasta Puerto Barrios. A las 11:00 pasaba el Pasajero que venía de Puerto Barrios rumbo a la capital. A las 02 pasaba el Pasajero que venía de Guatemala rumbo a Puerto Barrios. A las 04 pasaba el mixto de regreso hacia Zacapa y a media noche pasaba el Rápido que venía de la capital. En el pasajero llegaba la correspondencia tanto de Guatemala como de Puerto Barrios y allí llegaban los del correo a recoger las bolsas de correspondencia. Además de los trenes de pasajeros, también pasaban varios trenes exclusivos de carga, llevando hacia Puerto Barrios los productos de exportación o llevando hacia la capital los productos importados.


 



En esta foto aparece Don Gustavo Illescas que era el jefe de la Estación. Al centro Héctor Aldana Estrada y Gonzalo Orellana, tres trabajadores que laboran dentro de la estación para atender la venta de boletos, mantener comunicación con las otras estaciones y recibir o entregar toda la carga de Gualán.




Algunos de los ferrocarrileros: 1.- Ernesto Barahona, 2.- Hector Aldana Estrada, 3.- Maco Oliva, 4.- Cruz Palencia, 5.- Federico Archila, 6.- Salvador Rivas, 7.-  Reyes Cortez, 8.- Gonzalo Orellana Galdamez.


Trabajadores Ferrocarrileros en Gualán.


Los que vivían fuera de Las Casitas

 

1.- Maco Oliva. Padre de Roaldo, Maco y Edgar Oliva Gómez

2.- David Canales. Padre de Samuel, David, Guto, Betty Canales Velásquez.

3.- Oscar Pérez. Padre de Maribel, Lilita y Oscar Pérez Estrada

4.- Carlos Aragón. Jefe de Agencia. Vivian en la casa anexa a la estación. Padre de Mirna, Chiqui y Armando Aragón.

5.- Isaac Paz. Padre de Sheny, Rovidio, Fredy Paz Vargas.

6.- Luis Perdomo. Padre de Betty y Luis Perdomo Orellana.

7.- Salvador Guevara, papá de Mario Guevara, Arturo Guevara. Suegro de Ricardo Arias. Abuelo de Edna Carolina Zúñiga.

8.- Mario Sosa. Casado con Lupe Orellana. Padre de Byron, Lilian, Lesbia, Lupita  y Mario Sosa Orellana.

9.- Servando Cortez.

10.- Daniel León. Papá de Daniel y Miriam León

11.- Ricardo Javier Calderón Rodas. Hijo de María Rodas y Javier Calderón

12.- Germán Sosa (Motorista) Esposo de Adela Méndez, papá de Armando, Héctor, Germán, Sergio y Olga Sosa Méndez. (Esposa de Chepe Chávez)

13.- José Héctor “Yeto” Aldana Estrada. Papá de Vinicio, Mariela, Marvin, Nery y Leonel Aldana Morales.

14.- Federico Archila Franco. Mantenía llena de agua la bomba del tren. Papa de Jorge Archila, Suegro de la profesora Julia García de Archila.

15.- Miguel Galdámez. Papá de Oscar, Dilia (esposa de Luis Diaz). Nery, Arturo, Cándida, Noldo, Gladys Galdámez y Galdámez

16.- Víctor León Solís. Papa de Rigo, Arnoldo y Yoli León Morales.

17.- Gustavo Illescas, papá de Aracely y Chavelita Illescas.

18.- Gonzalo Orellana.

19.- Esteban Arias, papá de Robin, Ninel y Anita Arias Madrid.

 

Los que vivían en Las Casitas

 

1.- Justo Cruz. (Caporal) Papá de Mey, Cesar y Blanquita Cruz

2.- Cruz Palencia Ordoñez. Papá de Gloria, Noldo, Lilian, Iris, Maritza, Marco Tulio, Julio, Cruz

Palencia. Suegro de Hilda Pineda.

3.- Alfredo Jordán, papa de Huevo Duro.

4.- Alberto Orellana. Papa de Maritza y Miguel Orellana.

5.- Margarito “Yito” Guevara. Papa de Irma y Edgar Guevara

6.- Herminio Franco. Papá de Leonel y Liseth Franco.

7.- Ernesto Barahona. Papá de Aracely Cesar Barahona, Macarrón.

8.- Fabio López

9.- Pedro Lázaro. Papá de Emérita, Blanca, Mary, Ony y Carlos Lázaro

10.- Herminio Arias. Papá de German, Isaura y Saúl Arias

11.- Salvador Rivas. Padre de Neftalí Rivas Fernández.

12.- Francisco Juárez, esposo de Rosa Monroy. Padre de José, Marta, Amado, Amaida, Aníbal,

Eduardo, Lidia Juárez Monroy. Abuelo de Frank Orellana.

13.- Elías Estrada. Abuelo de Ingrid Estrada

14.- Leandro Vargas. (Caporal)

15.- Alberto Carranza. (Caporal) Papa de Vivian Carranza

16.- …….. Papá de Leonel Mena

17.- Reyes Cortez, papá de Margarita, Rosa Delia. Abuelo de Byron Cortez

18.- Adán Franco, papá de Mary Franco, abuelo de Jackie Rossal.

19.- Abraham Cortez, bisabuelo de Byron Cortez

20.- German López, papá de Liliana, Arturo, Norma, Cesar, Nery, Oscar Zamora. Abuelo de

Cesar Barahona.

21.- Don Guillermo, era el papá de Víctor, Javier y Licha.

22.- Don Chicho, esposo de Celia, papá de Armando no se el apellido

23.- Javier, esposo de Julia con problemas mentales, siempre andaba llamando a sus hijos

24.- Pedro López Carrera, concuño de Don Marcial Leiva.

25.- Indalecio Buezo, esposo de Doña María Rivas, Papa de Corina.

26.- Armando Marín, hermano de Maco Oliva

27.- Rubén Marín, Hermano de Maco Oliva.

28.- Carlos Marroquín, padre de las hijas de doña Carmen Chávez.

29.- Genovevo Franco (Don Gino) papa de Chito Franco.

30.- Julio Rabanales. Abanderado del motor.

31.- Lucio Morales, papá de Tono, Rocael, Hilda y Tito Morales.

32.- Francisco Sosa, papa de Chiqui y Letty Sosa.

33.- Gumersindo Aceituno.

34.- Manuel de Jesus Marroquín García, esposo de María Virginia Lima, padre de Delmy Jeanete, Rudy Vinicio, Marlyn Yadira, Manuel de Jesus Marroquín Lima.

 

Mis Recuerdos de Niño en Las Casitas.

(Edwin Barahona)

 

Yo nací en uno de los cuartos de las casitas, ninguno de mis hermanos nació en hospital u otro lugar, todos nacimos en la yarda como le conocíamos a la fila de atrás de las casitas. En esa yarda se encontraba la casa que usaban los caporales, en ese entonces Don Justo Cruz, papá de Mey, Blanquita y Cesar Cruz. Luego Don Cruz Palencia, papá de Marco Tulio, Julio, Gloria y Cruz Palencia.


El nombre original de Las Casitas era Motorizada #5. El Motorista era Don Alfredo Jordán, papá de Huevo Duro. Sus casas eran las últimas, para el lado de la bomba, cerca de la casita donde se parqueaba el motor y los carritos de los trabajadores. Cuando todo se acabó, fuimos la última familia en salir de las casitas.



Esta foto fue tomada por las hermanas de la iglesia católica que acudían en las tardes a brindar clases de catecismo.


Nuestra rutina era ir a la escuela y cuando regresábamos, todo el mundo, madres e hijos a esperar el pasajero, para comprar nances, mangos, jocotes y toda la venta que traían las que llamábamos las chamorreras.


Más o menos a las tres 3 de la tarde nos íbamos a ver televisión donde don Beto Orellana, papá de Maritza Orellana, era el abanderado. Tenía su casa diferente a las otras y era el único que tenia televisión en las casitas. Todos íbamos para ver El Zorro, Los Invasores, Perdidos en el Espacio, El Hombre del Rifle, Valle de Pasiones, El Gran Chaparral, El Hombre Nuclear, en fin eran las películas de ese entonces.


Terminado estos programas, todos los días como a las 5, donde don Beto organizábamos los equipitos para la chamusca bajo el tamarindo, sin zapatos, botando ollas cuando la pelota en algunas ocasiones entraban por la ventana de las cocinas, y se formaba el gran alboroto, por un sartén o una hoya que botábamos.

 

 


En la foto, un grupo de patojos de Las Casitas viendo televisión en la casa de Don Beto Orellana.


Quizá por celos, los patojos tratábamos que los del pueblo no entraran a Las Casitas, y ello ayudó a que no tuvieran novias entre nosotros.


Al final muchos de nosotros nos casamos con muchachas de Las Casitas. Por ejemplo: Miguel Orellana se casó con Irma Guevara, hija de don Yito; Cesar Barahona (Macarrón) con Liseth Franco, hija de Herminio Franco; Israel Orellana, hijo de Don Beto Orellana, con Aracely Barahona, mi hermana, Mey Cruz con Teresa, etc.


Cuando se iba el agua en el pueblo, la gente acudía a Las Casitas para llenar sus cubetas de metal o sus cantaros de barro. El agua provenía de la Bomba del tren, que a su vez era bombeada desde el riachuelo directamente para su uso, sin ningún tratamiento. De aquí se hizo famoso el dicho: “Vos sos mas ruín que el agua de las casitas”.


De Las Casitas surgieron varios futbolistas famosos, entre ellos: Cesar Macarrón que jugó con la Marina de Guerra en la Liga Mayor B, luego pasó al JUCA. Otro gran futbolista fue Carlos Lázaro, también Saúl Arias, Amos el hijo del señor que limpiaba las chimeneas en las casitas. Chito Franco, Cesar Cruz y otros más.


También de Las Casitas fue la Flor de la Feria 1985 Maritza Jeaneth Orellana,


Recuerdo que nuestras estufas eran de leña, la plancha era de hierro y tenían un gallito enfrente.


En las navidades se hacían bailes en los corredores de Las Casitas. En época de exámenes finales de la escuela o de la prevo, estudiábamos adentro de la estación, haciendo compañía a Don Luis Perdomo o a Don Oscar Pérez, porque ellos esperaban los trenes extras hasta la una o dos de la mañana. Nos poníamos en la oficina donde vendían los boletos del tren.


El pagador llegaba en un motor estilo camioneta y los trabajadores acudían a la estación para recibir la remuneración del mes. Diariamente nos relacionamos con Emilio (Tarzán), Adrian (Siete Culos), Chico el bultero, don Neto el que usaba muletas porque era tunquito de una pierna. Pero en los días de pago se acercaban porque algo cachaban de los trabajadores.


En la tarde, después de su pago, padres e hijos nos íbamos a donde don Moisés Chew o don Froilán Fong para tomarnos una pepsi y a pagar todo lo que habían pedido fiado durante el mes. Nuestros papas fiaban maíz, frijol, ropa, zapatos y así transcurrió nuestra vida de pobres, pero a esta distancia, vemos que en nuestra niñez fuimos muy felices.


Tiempos hermosos que se han marchado para siempre y ahora solo quedan como historias para contarlas a niños de generaciones modernas que en nada se parecen a la nuestra. (Con datos proporcionados por Edwin Barahona, Bayron Leiva Archila redactó el tema.)

 

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

You must be a member to comment on this page. Sign In or Register

2 Comments

Reply uaxinlan.com
11:53 PM on January 19, 2014 
Marcial Leiva Archila.

Interesante y entretenida, la reminiscencia de los pasajes vividos en Las Casitas, en estas casas, Vivian un buen grupo de trabajadores que daban mantenimiento a un amplio tramo de la vía del ferrocarril, en aquellos tiempos, cuando la transportación de mercadería y personas se hacia por esa vía, desde Puerto Barrios, hasta la Capital.

No necesariamente, todos eran originarios de Gualan, pero los que no, hicieron de nuestro pueblo, su tierra, y se esmeraron por aportar lo que podían, por hacer de esta, su hogar y ahí procrearon a sus familias, y se establecieron, hasta que algunos se adelantaron en el tiempo, y los últimos, vieron cuando el proyecto se acabo, por los erráticos vaivenes de la política, y la administración sin sentido, de nuestro gobernantes.

De esas épocas, recuerdo nombres, como Don Justo Cruz, Don Margarito Guevara(famoso como fisioterapista y otras diligencias, en pro de la salud de muchos vecinos), Don Cruz Palencia, Don Chaco Paz, Don Pedro López Carrera (tío político).
Reply Milita Cabrera
10:28 AM on December 19, 2013 
Que buen relato Tocho, para ser sincera me dio mucha nostalgia leerlo, porque recuerdo los lugares que mencionó, tuve varios [email protected] que vivían allí. Me encanta que haya compartido sus vivencias y sus fotos, definitivamente fue una niñez feliz que ahora solo queda recordar. GRACIAS y FELICITACIONES a todas las personas que colaboran para que Quito siga recopilando toda la información sobre nuestro querido Gualán.